Consejos del Experto

¿Por qué necesitamos protegernos del fuego?

El propósito fundamental de los sistemas de protección Contra Incendios, ya sean activos o pasivos, es evitar, en primer lugar, el paso y la propagación del humo y el fuego de una zona del edificio a otra, para permitir la evacuación segura de los ocupantes del edificio. En segundo lugar, para prevenir y/o reducir la cantidad de daños a la estructura del edificio, las estructuras colindantes y reducir el riesgo de colapso para los servicios de emergencia.

Algunos de los requisitos fundamentales de la protección Contra Incendios se especifican en el documento aprobado por el Reglamento de la Construcción:

  • Principales rutas de escape.
  • Difusión de la superficie interna de la llama a los revestimientos.
  • Integridad estructural del edificio
  • Sectorización Contra Incendios.
  • Acceso a las instalaciones para los servicios de emergencia.

Otras razones más comerciales para el uso de sistemas de protección Contra Incendios es reducir la cantidad de daños y evitar el colapso del edificio. Estas razones pueden ayudar a:

  • Reducir el incremento de riesgo de las pólizas de seguro.
  • Proteger la inversión de capital invertido en las instalaciones.
  • Reducir el posible riesgo para los bomberos y servicios de emergencias.